Posts destacados

¿Por que las dietas no funcionan?

“Ahora sí, a dieta extrema”, “desde el lunes cero pan y tortilla” o “voy a cenar solamente un licuado” son frases que muchos se proponen de manera determinada el fin de semana previo a “empezar la tortura”, normalmente mientras disfrutan de una comilona de alimentos. “Es que hay que aprovechar antes de que me ponga a dieta”.




Pero resulta que al tercer día de la dieta comen un pancito o después de cenar el licuado terminan asaltando la cocina. Entonces se decepcionan y piensan “es que no tengo la voluntad suficiente”, “yo no sirvo para hacer dietas” o “claro, por esto estoy tan gorda/o”.


O después de un tiempo de estar siguiendo la dieta un día deciden que ya se acabó y ¿qué creen? pues empiezan a comer como antes. Oh sorpresa que al cabo de uno o dos años (si les fue bien!), los kilos que taaaaanto trabajo les había costado perder ya están de vuelta y a veces acompañados de unos cuántos más. ¡Qué decepción!


Pero ¿por qué pasa esto? Por una sencilla razón, que me encanta repetirles una y otra vez a mis pacientes. Ahí les va y pongan atención para que se la aprendan bien:

Nada de lo que hagas durante unos cuantos días o

semanas puede tener un efecto a largo plazo.


Tal vez logres perder unos kilitos pero si no cambias tus hábitos, creeme, esto será solo de forma temporal. Lo único que sirve y que será duradero son los cambios que adoptes de forma permanente en tu estilo de vida.


Así que el problema no es que tengas muy poca fuerza de voluntad o que estés destinado “ser gordo”. El problema es que las dietas la mayoría de las veces están mal enfocadas: no deberían de ser temporales, no deberían estar destinadas a hacernos perder 5 kilos en 10 días, no deberían ser tan restrictivas ni te deberían de prohibir los alimentos que te encantan. El chiste de esto más que hacer una dieta, es que aprendas e incorpores nuevos hábitos. Y muuuy importante: hábitos que vayan contigo, que se adapten a tu estilo de vida, es decir, hábitos que podrás continuar haciendo en uno, dos o diez años más.


Así que “pare de sufrir” y manos a la obra. En los posts que siguen hablaremos precisamente de cuáles hábitos puedes incorporar para mejorar tu salud y composición corporal. Recuerda: la acción más pequeña vale más que la intención más grande.

¡No te olvides de seguirme en mis redes sociales para recibir los nuevos artículos y de compartir este post si te gustó!

#dietas #saludable #estilosdevida #nutriologa #hábitos

Posts recientes
Buscar por Tags
No tags yet.
Sígueme 
  • Facebook Basic Square
  • instagrampng
Link a mis redes sociales
Sígueme para recibir más consejos y enterarte de los nuevos posts
  • Facebook Basic Square
  • instagrampng
Facebook
Instagram
Instagram

© 2016 Healthy Me

 

Aviso de privacidad

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now